De vivir bajo las rocas a escalarlas: la inspiradora historia de Ravi Waddar, el escalador que cambió su destino y el de su comunidad

por Feb 13, 2024Destacados, Naturaleza, Outdoor

@»Al otro lado del mundo en Badami, India, un inspirador relato de superación y solidaridad. Ravi Waddar, quien una vez habitó bajo las rocas que los turistas venían a escalar, se ha transformado en un escalador experimentado, cuya dedicación lo ha convertido en un motor de cambio en su comunidad. Con el respaldo de la organización chilena Climbing for a Reason, ahora busca continuar su labor y solicita el apoyo de todos nosotros para seguir haciendo la diferencia.

Ravi (@ind_ravi) tenía 16 años cuando un grupo de extranjeros lo invitó a escalar las rocas bajo las que vivía. Siempre había visto a muchas personas intentar trepar por las murallas rojas del acantilado de arenisca de Badami en India, pero nunca lo había intentado antes. Recuerda esa vez con mucho cariño y orgullo, cuenta que logró esa primera ruta sin caerse ni una sola vez. Ahí fue cuando se enamoró de la escalada.

Pero no había dónde aprender ni quien le enseñara. Badami es un pueblo pobre al que algunos turistas llegan por los templos construidos en las cuevas del lugar. Sin embargo, en ese entonces, la escalada no era muy conocida por los deportistas en general y no existían servicios turísticos para practicar el deporte. 

Ravi Waddar escalando. Fotografía extraída de su Instagram personal (@ind_ravi)

Ravi Waddar enseñando a escalar a niños en Badami | Fotografía de Ravi Waddar (@ind_ravi)

Durante ese año el escalador nacional Praveen Cm, viajó un par de veces a Badami y en ambas oportunidades, Ravi aprovechó de pedirle que le enseñara un poco más. Él fue su primer profesor, quien le enseñó mucho y a quien aún le agradece todo lo aprendido.

Fue un año después de esa primera escalada, en el 2017, cuando el escalador chileno Luis Birkner, llegó a la ciudad con la ilusión de apoyar a la gente local a convertirse en escaladores de sus propias rocas. En ese entonces, se reunió con 30 niños que vivían debajo de ellas y las que tanto querían escalar, pero que no podían por falta de recursos y conocimiento. Uno de estos niños era Ravi. 

Luis volvió a Chile e inició una campaña de recolección con la comunidad de escaladores del país para entregarles equipo y enseñarles a los niños de Badami la oportunidad que tenían por delante. Ahí fue cuando nació la organización Climbing for a Reason, y Birkner junto a la escaladora Sonja Schenkel, volvieron a la India por varios meses para enseñar y compartir. 

En ese periodo de tiempo Ravi le sacó el provecho al máximo. Aprendió a asegurar, a hacer nudos, cada una de las partes del equipo, mucha técnica y respeto por el deporte.

“Cuando era niño sólo pensaba en que el futuro podía ser mejor y que era importante preocuparse por eso. En la escalada vi eso, un mejor futuro para mí y mi familia haciendo algo que amo”, asegura Ravi, para quien la escalada no solo significó algo nuevo que hacer, sino que un ingreso económico importante que lo ha ayudado significativamente. 

Hoy en día tiene 24 años y se ha convertido en un experimentado escalador, pudiendo escalar hasta la fecha el grado de 8a+. Pero aún más importante, comprendió la importancia de la labor social que tiene la escalada en el lugar donde vive, enseñándole el deporte a más de mil niños de manera gratuita y responsable. 

“Me gusta hacer esto porque yo también fui pobre y quiero dar la misma oportunidad que se me dio a mí”, afirma. Pero para seguir ayudando, Ravi necesita ayuda. Hace un año abrió su propio servicio turístico Rock Climbing Badami, con el que ha podido seguir su sueño en el mundo de la escalada. Pero su equipo está viejo y necesita renovarlo para poder seguir adelante. 

“Queremos ayudar a un miembro de la comunidad de escalada que se ha sacado la mugre, que ha ayudado a muchísimos niños y que no ha recibido ningún reconocimiento porque Badami es muy pobre. Con esto podemos ayudarlo, es un llamado a ayudar a alguien que se ha esforzado mucho por la labor social”, afirma Birkner, quien ha estado otras cuatro veces en Badami y se ha convertido en un gran amigo de Ravi.

Durante el año pasado, en su objetivo por seguir profesionalizándose, Ravi participó en un curso de apertura de vías liderado por Tanvi Badami, Gowri Varanashi y Shivaun Chandiramani, tres jóvenes de la india que invitaron a Climbing for a Reason a unirse al proyecto. Gracias a la iniciativa hoy día el escalador puede abrir sus propias vías, logrando que el lugar sea más grande y mejor equipado.

Actualmente, el escalador gana 1000 rupias al día por sus servicios de escalada, lo que equivale a 12 mil pesos chilenos. Con eso sostiene económicamente a su familia, compuesta por su mamá, papá y hermano, quien también participó en Climbing for a Reason y ahora trabajan juntos. 

Una de las cosas más importantes, dice, es todo el apoyo que ha recibido. Desde quien fue su primer profesor, pasando por Climbing for a Reason, hasta el Team de escaladores de Bangalore, quienes lo empujan a seguir adelante todos los días. En el futuro Ravi tiene el deseo de seguir ayudando a su comunidad y estudiar ciencia política en el college de Badami. 

Con el reconocimiento y la ayuda adecuada, Ravi está seguro de que podrá seguir haciendo una diferencia positiva en la vida de quienes lo rodean y contribuir al desarrollo de Badami en el futuro. Para apoyar su causa puedes visitar el Instagram de Climbing for a Reason.

Últimas Historias