En la intimidad de los guanacos

Se dice que Kwanyip, dios selk’nam, tenía guanacos domésticos que podía coger con la mano. También se dice que nadie más pudo, después de él, disfrutar de este beneficio. El guanaco es una especie muy ágil que en estado silvestre puede saltar sobre los 2 metros y llegar a los 56 km por hora, y aún cuando no es masiva su crianza, varios son los ganaderos que están probando suerte con esta especie.

Claudio Almarza

Septiembre 29, 2020

Cuando Pigafetta llegó a la Patagonia en 1521 junto a Hernando de Magallanes, describió a un animal extraño de cabeza grande y orejas de mula, cuello y cuerpo de camello, piernas similares a un ciervo y cola y graznidos de caballo. Era el guanaco. Pero una rareza aún mayor ha rondado a este camélido durante años, y es que no existe una sola respuesta sobre cómo llegó hasta la Isla Navarino, entre Tierra del Fuego y el Cabo de Hornos. Algunos creen que cruzó nadando por el Canal Beagle. Otros que fue llevado por los indios en pequeñas canoas. Sin embargo, una tercera hipótesis toma fuerza: utilizando los puentes naturales de la tierra dejados tras la glaciación, se habría expandido aprovechando los bajos niveles del mar.

De cuello y patas largas, originalmente el guanaco se distribuía por todo el cono sur de América. Hoy se encuentra entre los 80 y 55° Sur y de los 50 millones de ejemplares que había en época de conquista, el siglo pasado disminuyó a apenas unos cientos de miles.
Hoy, gracias a programas de conservación establecidos durante los últimos 30 años, ha aumentado a casi 1 millón. La utilización del guanaco como un animal de importancia productiva y simbólica es reconocida desde la época de los paleoindios, principalmente por su carne, fibra y piel.

Tras una larga gestación (345 a 360 días), cada hembra da a luz a un sólo descendiente. El peligro de los predadores estar siempre presente, y quizás por eso algunos de los recién nacidos se paran apenas 5 minutos después del parto.

El guanaco es un animal gregario con un sistema de acoplamiento de tres unidades sociales básicas: grupo familiar (un macho con varias hembras y sus crías hasta aproximadamente el año de edad), machos solitarios (defienden un territorio, pero usualmente sin hembras) y grupo de machos (no territoriales)

La agresividad sirve para establecer niveles de jerarquía entre los animales. Los machos son Agresivos entre ellos durante la pubertad e inicios de la adultez y, sin embrago, a medida que se van desarrollando las peleas se vuelven ritualizadas con posturas corporales especiales que delatan su estado de alerta -sobre todo de las orejas y la cola- Mientras más adultos, muchas veces evitan una pelea mediante amenazas como los escupos.

Cerros Isla en Santiago: oasis de naturaleza en medio de la ciudad

Cerros Isla en Santiago: oasis de naturaleza en medio de la ciudad

La capital de Chile es una metrópoli de clase mundial, pero sin lugar a dudas lo que hace a Santiago especial es la inmensa Cordillera de los Andes de telón de fondo, además de los 26 cerros islas que funcionan como oasis de naturaleza en el medio de la selva de cemento creada por los humanos. En este artículo te recomendamos 4 cerros isla en Santiago donde puedes escapar a hacer deporte, conectarte con la naturaleza y disfrutar del paisaje capitalino.