Ayúdanos a seguir impulsando una sociedad naturalista y regenerativa

Ayúdanos a seguir impulsando una sociedad naturalista y regenerativa

Extracción y venta ilegal de cactáceas, una amenaza a las especies endémicas de Chile

por Sep 8, 2022Destacados, Medioambiente, Naturaleza, Portada

El interés ornamental por las suculentas y cactáceas data de hace ya varios años. Al principio, quienes las adquirían eran en su mayoría coleccionistas, pero con la pandemia ocurrió un boom en el interés de las plantas, en particular las suculentas, debido a que son fáciles de cuidar, no requieren demasiada agua, o en algunos casos, tampoco necesitan mucho sol. Pero esta tendencia por tenerlas, ha significado que su comercialización se vea como un rentable negocio, y que dentro de este ocurran irregularidades. El tráfico de cactáceas y plantas exóticas es un negocio ilícito y altamente rentable que ocurre en muchas partes del mundo y nuestro país es uno de ellos.

Las cactáceas son plantas nativas de las américas y existen en todo el continente. Chile es un país muy diverso en ellas y su extracción ilegal se da mayormente entre la región de Atacama y la de Antofagasta, pero también en la zona central. Muchas de estas plantas, están en pleno desierto y no en un área protegida, por lo que no están bajo la custodia de guardaparques, facilitando su extracción indebida.

En general, los ecosistemas donde viven las cactáceas son muy frágiles ya que son poblaciones pequeñas que se han adaptado por miles de años a condiciones adversas y de poca agua. Sacar estas plantas disminuye la población de especies endémicas como la Eriosyce Chilensis, cuya distribución está dada en la costa norte de Valparaíso, y que se encuentra en peligro crítico de extinción por la recolección ilegal.

En esta época, en la transición del invierno a la primavera, existe un tipo particular de cactus que se ha vuelto muy popular en los comercios no establecidos y que se encuentra en la parte costera de la zona central. La Eriosyce Subgibbosa, que abunda en los roqueríos y florece con una flor muy llamativa, siendo muy atractiva para vender en ferias libres y otros comercios. Al encontrarse en lugares de fácil acceso -a diferencia de otras especies que se encuentran en cerros y otros lugares más complejos de llegar- se genera un gran problema, ya que la extracción de esta especie ha sido descontrolada, haciendo un importante daño al hábitat en donde crece.

Comercio ilegal de Eriosyce Chilensis

Importancia ecosistémica de las cactáceas

Los cactus cumplen una función en donde crecen. Por ejemplo, hay algunos cactus de tipo columnar que simulan ser un “atrapa niebla natural” y captan agua gracias a su estructura. Otras sirven de sombra. También al mismo tiempo son alimento de la fauna y los polinizadores locales. En algunos lugares, los cactus florecen luego de los 10 años y si se sacan, no existen semillas de ese ejemplar en dicho hábitat por todo ese tiempo, perdiéndose la renovación de plantas. En áreas desérticas, los cactus estancan su crecimiento debido a la falta de agua, por lo que su desarrollo es muy lento. 

“La gente piensa que hay muchos cactus, pero en realidad la cantidad es muy baja. De estas especies endémicas se están robando un 5 o 10 por ciento al año”, comentan desde la organización Cactáceas de Chile. “Además, con la sequía los cactus están floreciendo y produciendo menos, este año hubo un auge en el robo de cactáceas porque hubo mucha lluvia y por lo tanto hubo mucha floración, entonces eso incidió en que la extracción fuese mayor comparada con otros años”.

Comercio ilegal y regulación

Cabe mencionar que hay que distinguir entre dos comercios. El internacional, en donde las suculentas suelen ser extraídas del Desierto de Atacama y la región de Coquimbo para ser vendidas por altas sumas de dinero en lugares como Japón o Europa. La amplitud de variedades de suculentas en esas zonas, incentiva a los coleccionistas a querer adquirir los tipos más raros o extravagantes de estas.

En nuestro país existe la Ley Sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal que fue creada cuando la Corporación Nacional Forestal (Conaf) se dedicaba solo a temas forestales y no de conservación, por lo tanto, los recursos que tiene la institución son muy acotados para temas de conservación y eso afecta de manera importante en la ayuda que pueden brindar a la problemática. Sin embargo, la ley en su artículo 54 sanciona “la corta, destrucción o descepado de formaciones xerofíticas” (las cuales comprenden a los cactus).

“El Servicio Agrícola Ganadero (SAG) le pone mucho énfasis a la fiscalización por aire, pero hace falta mayor fiscalización en los puertos internacionales, ya que es a través de containers en embarcaciones que estas plantas logran ser transportadas para afuera. Cabe destacar que el tráfico internacional es un tráfico muy bien organizado y por eso no los han podido atrapar. Su modus operandi no lo conocemos, tenemos conclusiones y teorías en base a lo que hemos conversado entre nosotros, quienes nos interesamos por los cactus y personas locales”, comenta Patricio Carrasco, de la organización Alerta Cactus.

Pese a esto, Patricio reconoce que desde Conaf han aumentado el interés por proteger a los cactus de forma gradual, ya que al inicio había menos voluntad de ayudar, pero ahora en su web incluso mencionan que el corte de cactus es un acto ilegal.

Desde la organización Cactáceas de Chile enfatizan: “Es importante que la gente conozca que no hay que robar estas plantas de hábitats. La forma más fácil de darse cuenta que estas especies son de hábitats es porque las venden en lugares no establecidos como ferias o casas. También, el hecho de vender cactus tan grandes a precios tan bajos denota que fueron extraídos y que constituyen el comercio ilegal de estos. Al ser extraídos de mala manera, muchas veces estas suculentas mueren al cabo de un año, por lo que de todas maneras es una mala inversión”.

Con los años, el problema se ha mantenido e incluso agrandado debido al desconocimiento que hay en torno a las cactáceas, pero en la medida en que las personas se eduquen y tomen conciencia sobre el tema, estas hermosas especies podrán ser protegidas y tratadas con respeto.

Últimas Historias